Tipos de cucarachas, características y medidas para prevenirlas

¿Eres una empresa?, solicita asesoría al 305 734 1925 o vía email

Tipos de cucarachas, características y medidas para prevenirlas

Tipos de cucarachas, características y medidas para prevenirlas

Hay muchos tipos de cucarachas, todos hemos tenido alguna vez esa sensación de repulsa cuando las hemos visto por la calle, en un bar o en nuestros hogares. Surgen de cualquier sitio y son tenaces a la hora de abandonar el espacio que han comenzado a habitar. Pero el aspecto más destacable a tener en cuenta es que son un grave riesgo para la salud.

Las cucarachas son portadoras de abundantes bacterias y pueden llegar a contagiar diversas enfermedades como salmonelosis, disentería o gastroenteritis. Pero aún hay más. Estudios recientes, realizados por el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Medioambientales de Estados Unidos, han confirmado que algunos episodios de crisis asmáticas tienen que ver con los excrementos de cucarachas.

Las cucarachas contagian enfermedades de una manera sencilla, ya que basta con el hecho de comer o beber algo que haya estado en contacto con ellas para contraer alguna enfermedad. Igualmente, si se utiliza cualquier utensilio de cocina para comer o beber que haya sido contaminado por cucarachas puede existir un alto riesgo de enfermar.

Morfología y tipos de cucarachas

Tienen tres pares de patas, grandes ojos compuestos, largas antenas, un tórax dividido en tres segmentos y un abdomen fraccionado en diez partes. Los tres tipos de cucarachas más comunes son:

1.- La periplaneta americana.

2.- La blatella germanica.

3.- La blatta orientalis.

La americana tiene una longitud de 3,5 a 4 centímetros, es de color marrón rojizo brillante, su cabeza está delineada por una banda amarilla y las alas cubren completamente su cuerpo, siendo las alas del macho más largas que las de las hembras.

La alemana tiene una longitud de 1,2 a 1,5 centímetros, es de color marrón claro, tiene dos rayas oscuras y paralelas en el tórax y los machos son más esbeltos y delgados que las hembras.

Las orientales son muy similares a las americanas en tamaño, tienen un color marrón oscuro casi negro y las alas de las hembras están pocos desarrolladas, mientras que las de los machos cubren las 2/4 partes de su cuerpo.

Medidas de prevención

Aunque puede que te hayan contado algunas leyendas urbanas o infinidad de remedios caseros, la prevención de las cucarachas pasa fundamentalmente por mantener una limpieza regular que elimine cualquier potencial fuente de alimento, así como lugares para la anidación.

De todas formas, si quieres una explicación más detallada, desde Rentokil Initial hemos decidido preparar una serie consejos que te ayudarán a mantener a estos insectos fuera de tus ambientes:

1.- Limpieza

La limpieza de tu casa y / o negocio, de forma continuada, puede tener un enorme impacto positivo en la aparición o no de cucarachas en tu propiedad. ¿Qué deberías limpiar? Pues cualquier superficie que utilices para preparar comida, suelos, sumideros, baños y duchas. Es muy recomendable emplear el aspirador con regularidad, así como lavar los utensilios de cocina y la vajilla. Las empresas que operan en la industria alimentaria también deben asegurarse de que tanto el procesamiento de alimentos, como la fabricación y las máquinas de envasado se limpien de manera regular para prevenir cucarachas.

2.- Fuentes de alimentos

La comida es uno de los principales responsables de la aparición de cucarachas. La eliminación de las posibles fuentes de alimentos alrededor de tu casa y negocio evitará que estos insectos proliferen. Te recomendamos que almacenes los alimentos en recipientes herméticos para reducir el olor que pueda atraer a las cucarachas a tu propiedad. Asegúrate también de que toda la comida se mantenga lejos del alcance de las cucarachas, y esto incluye también la comida de tus mascotas. ¡Y no dejes la cocina sin recoger por las noches!

Los contenedores de restos orgánicos tienen que estar siempre cerrados y también deben vaciarse regularmente.

3.- Reducir la presencia de líquidos

Las cucarachas pueden durar una o dos semanas sin comida, aunque este hecho sólo es posible si tienen un buen suministro de agua, especialmente las cucarachas alemanas. Elimina cualquier fuente potencial de líquido y humedad, como agua estancada en cubos, y asegúrate de que los drenajes y tuberías están libres de obstrucción para que el agua pueda correr libremente.

4.- Organización y orden

El desorden, como las cajas de cartón vacías, las revistas apiladas y los muebles viejos, proporcionan a las cucarachas un lugar ideal para esconderse. Puedes ayudar a prevenir las cucarachas realizando regularmente una limpieza de tu casa o negocio para eliminar el desorden y la acumulación de objetos, sobre todo en los sótanos, ya que son puntos clave donde acuden las cucarachas.

5.- Repara daños

Pequeñas grietas y ranuras proporcionan a las cucarachas un fácil acceso a tu propiedad, pues pueden colarse por grietas de 3mm de tamaño. Debido a esto es importante inspeccionar regularmente tu propiedad para detectar posibles puntos de entrada de cucarachas, como pueden ser: muros, puertas y ventanas, enchufes eléctricos, rodapiés, y los bajos de fregadero de la cocina, así como los armarios y estantes del baño.

Hora de actuar

Ante una plaga de cucarachas es fundamental actuar lo antes posible contando con servicios profesionales para eliminar  cucarachas. Es una especie muy resistente y se reproduce rápidamente.

No importa de que tipos de cucarachas se trate, recuerda que en Rentokil Initial estamos para ayudarte con tratamientos de desinsectación y control de plagas, efectuados por profesionales del sector que, con su experiencia y conocimiento, sabrán cómo acabar con estas molestas plagas.

Cerrar menú