Palomas urbanas: de mensajeras de la paz a problema de salud pública

¿Eres una empresa?, solicita asesoría al 305 734 1925 o vía email

Palomas urbanas: de mensajeras de la paz a problema de salud pública

Palomas urbanas: de mensajeras de la paz a problema de salud pública

A todos nos cuesta imaginar la Plaza de Bolívar en Bogotá sin el revoloteo de centenares de palomas entre personas y niños corriendocon ellas. Pero de ser un elemento que ofrecía un paisaje idílico en nuestras ciudades, las palomas han pasado a convertirse en un grave problema de salud por su capacidad invasora, así como un riesgo para el patrimonio arquitectónico. Estas aves forman parte de la biodiversidad de las ciudades, pero cuando su densidad aumenta de forma desproporcionada, generan problemas en varios ámbitos.

La reproducción masiva de esta especie ha convertido al símbolo mensajero de la paz en un transmisor de más de 40 enfermedades infecciosas que se transmiten a los humanos a partir del contacto directo con las palomas o mediante la inhalación de sus excrementos en forma de polvo microscópico. Las dolencias más comunes que provocan son psitacosis (enfermedad infecciosa similar a la neumonía), gastroenteritis, salmonelosis, criptococosis (infección pulmonar) y, en determinadas ocasiones, casos de gripe aviar. Todas ellas provocan en los humanos cuadros de fiebre, diarreas, náuseas, vómitos, dolores abdominales y alergias. Asimismo, las palomas urbanas son portadoras de alrededor de 50 parásitos como garrapatas, piojos, ácaros, o sarna.

Al problema de salud, hay que añadir el impacto sobre el patrimonio arquitectónico. La superpoblación de palomas en el entorno urbano está produciendo cuantiosas alteraciones estéticas y el deterioro de importantes edificios, además del quebranto del mobiliario urbano. Hay que tener en cuenta que las heces de una paloma -puede llegar a los 15 kilos al año por ave- son altamente corrosivas y muchas contienen simientes que terminan brotando en las fachadas de edificios históricos y protegidos, provocando daños y afeando su aspecto. Ambos aspectos provocan un perjuicio económico que, cada año, se eleva a millones de euros.

Métodos profesionales para detener el problema de las palomas

Como hemos visto, la forma más idónea para evitar la superpoblación de las palomas en el ámbito urbano es retirarles su fuente de alimento. Pero, si el problema alcanza unas dimensiones mayores, es necesario contar con la ayuda de los profesionales. En este sentido, desde Rentokil disponemos de un equipo especializado en control de aves que analiza detenidamente las características de la instalación y el grado de infestación.

Tras dicho estudio, proponemos al cliente desarrollar el método más idóneo e iniciar el trabajo de tratamiento y protección.

1.- Las redes de protección contra aves permiten cubrir grandes superficies (fachadas, terrazas, calles, azoteas, etc.) y son un método de control seguro y económico. Las aves son bloqueadas inmediatamente por la red y no tienen posibilidad de enredarse en ella.

2.- Las púas antiposamiento es la posibilidad más económica para proteger edificios. Mediante puntas romas de acero inoxidable, se cubre la zona elegida para ahuyentar las palomas.

3.- El sistema electrostático; al entrar las palomas en contacto con el sistema, reciben un impulso eléctrico inocuo que romper su querencia por posarse en esa zona.  El sistema consta de una serie  varillas paralelas de acero inoxidable que se instalan sobre las superficies a proteger, estás varillas están conectadas a un generador de impulsos que alimenta a todo el sistema.

Los técnicos expertos de Rentokil entienden a la perfección el comportamiento de las palomas y otras especies de aves y pueden actuar cuanto antes para impedir sus efectos nocivos en los entornos urbanos.  No dudes en contactarnos.

Cerrar menú