Por qué no bajar nidos de aves. La razón de nuestra negativa

¿Eres una empresa?, solicita asesoría al 305 734 1925 o vía email

Por qué no bajar nidos de aves. La razón de nuestra negativa

Por qué no bajar nidos de aves. La razón de nuestra negativa

A veces los clientes nos piden ayuda para bajar o desmontar nidos que las aves hacen en sus instalaciones; es una situación incómoda que nos pone frente a un momento de desperdicio y no nos gusta el desperdicio. No queremos desperdiciar ni el dinero del cliente ni el nuestro. De hecho el cliente nos paga para proteger su dinero. Me explico:

Una mirada rápida a la situación, en el más elemental de los sentidos pone a un trabajador “armado con un palo largo” bajando el nido y punto. ¿Qué tanto puede costar eso? Al parecer no mucho pero……

Si el ave hizo el nido es por algo; el hombre, al construir ignorando conceptos básicos de diseño para la sanidad e inocuidad creó las condiciones para que el ave haga el nido allí; si accedemos y retiramos el nido del ave “X” luego será el nido del ave “Y” y así sucesivamente, será tarea de nunca acabar, totalmente correctiva, una tarea inútil, es decir un desperdicio de recursos. Si el proveedor del servicio MIP acepta a la ciega, ebrio de ansiedad por coger el contrato, la responsabilidad de bajar los nidos, acepta entonces inspeccionar a diario la instalación pues…:

¿En cuánto tiempo un ave hace su nido?
¿Qué hace con el ave y sus polluelos (aspectos ambientales)?
¿La remoción del nido implica riesgos biológicos para el trabajador?
¿Cómo debe protegerse de esos riesgos (aspectos de salud y seguridad del trabajador)?
¿El ave siempre hará el nido al alcance del trabajador o para algunos casos se va a requerir escaleras, andamios, brazos hidráulicos, más personal?
¿El área bajo el nido siempre estará despejada?
¿Además del sitios de nidación, el cliente ofrece alimento a las aves (ejemplo aseo deficiente o malas prácticas con los residuos o malas prácticas del personal)?

Aunque faltan más preguntas, a esta altura uno como proveedor empieza a empieza a preguntarse:

¿Esto de bajar nidos tiene sentido?
¿En qué lio me metí?
¿Cómo cumplo ahora esta promesa?
¿Qué debo hacer para resolver definitivamente el problema?

La respuesta sensata es: Exclusión de aves, que consiste en modificar las estructuras mediante la instalación de mallas, guayas, púas, o cualquier otro elemento que EVITE que el ave se pose y/o anide allí. En la exclusión, el proveedor hace la tarea UNA SOLA VEZ y garantiza el trabajo. De esta manera el cliente tiene resuelto el problema y el dinero no se desperdicia.

Afortunadamente, contamos con la confianza y sensatez de nuestros clientes quienes logran ver integralmente la situación y ponen la orden de compra para que ejecutemos servicios de exclusión definitiva de aves; sin hacer daño a las aves, haciendo limpieza y desinfección de las superficies y dando a nuestros clientes pólizas de garantía a 5 años con respaldo de aseguradoras para proteger su inversión. Nuestro personal está entrenado y certificado para trabajar de forma segura en altura y para gestionar los riesgos biológicos derivados de estas situaciones.

Los interesados pueden ver algunos trabajos nuestros donde aparece el problema y la solución ejecutada en: www.excel.com.co

Cerrar menú